Como todos los días, acababa de sentarme tras el escritorio. Por delante tenía 3 horas de pantalla antes de hacer una pausa para tomar un café. Entre el correo, mirar extractos de bancos y apagar algún que otro fuego, tendría que anclarme a la silla demasiado tiempo. Pero un dolor difuso del pecho hacía presagiar que ese día algo sería diferente.

Advertencia: esta página es mejor que la leas mientras caminas.

corazon-impresora

La impresora y el corazón

Puede que pienses que estoy cogiendo el rábano por las hojas. Que para venderte impresoras multifunción láser te estoy largando un cuento de amor imposible entre un periférico informático y un órgano vital. Y en parte tienes razón. Una impresora no puede funcionar como desfibrilador. Pero lo que si puede es obligarte a modificar tus hábitos. Para hacerlos más saludables. Y de una forma muy simple.

La silla y tu salud

Es cierto que la impresora no tiene una relación directa con tu salud (que se sepa). Pero hay otro componente en la oficina que si lo tiene. De hecho te puede matar antes de lo que piensas. Se trata de la silla.

La Asociación Americana del Corazón advirtió el pasado mes de Agosto del riesgo de pasar demasiado tiempo sentados. Según el estudio, el grado de peligrosidad es elevado. Según la doctora Deborah Rohm Young, una de las autoras del estudio,

“Empleamos demasiado tiempo sentados detrás de un ordenador. El movimiento está siendo desterrado de nuestras vidas y el mejor consejo es que te sientes menos y te muevas más”

La silla, el nuevo cigarrillo

De hecho,este estudio coincide con el de otros investigadores en Alemania que advierten que “la silla es el nuevo cigarrillo” pues aumenta el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y cancer.
Para la doctora Martha Grogan, cardióloga de la Clínica Mayo “las personas que están sentadas la mayor parte del día tienen un riesgo de infarto similar al de aquellas que fuman”

corazon-pieNo es cuerpo para sillas

Para la doctora Young todavía queda mucho por investigar sobre los daños que nos puede acarrear el sedentarismo.

“Nuestros cuerpos evolucionaron con el movimiento. No fuimos diseñados para mantener durante mucho tiempo un metabolismo similar al que tiene una persona en coma. Y no puedes librarte de los daños corriendo 30 minutos en el gimnasio al final del día. En lugar de enchufarte nada más llegar a la oficina y no desengancharte hasta el desayuno, deberías levantarte a caminar por la oficina más a menudo. Hacer 30 minutos de ejercicio cuando acabes el trabajo no te va a inmunizar del riesgo de haber estado 8 horas pegado a la silla”

Deja la silla cuanto puedas

Hay muchos estudios que apuntan en la misma dirección: la del oficinista es una profesión de riesgo. Para el profesor Marc Hamilton, de la Universidad de Missouri,

“Las enzimas responsables del metabolismo de las grasas se inactivan cuando estamos sentados. Solo con levantarnos, aunque sea un ligero ejercicio, las vuelve a reactivar”.

Muchos especialistas aconsejan despegarse de la silla cada 30 minutos. Aunque solo sea para dar unos pasos.
Pero un asunto es decirlo y otro muy distinto es hacerlo. Cuando te sumerges en el trabajo pronto te olvidas de que tienes que levantarte. Aunque emplees algunas herramientas que te ayuden.

temporizadorEl método Pomodoro

Hace unos meses me propuse pasar menos tiempo enganchado a la pantalla. Buscaba aliviar el dolor de espalda (con la edad la gravedad no perdona). A la vez quería evitar las distracciones.

Puse como favorito en mi navegador una web (existe una aplicación para móvil). Se inspira en el conocido como método Pomodoro. El método consiste en un cronómetro que te avise cuando han pasado 25 minutos.

El padre del método fue un tipo llamado Francesco Cirillono que estaba obsesionado con el tiempo que perdía en la oficina por distracciones que lo desviaban de sus tareas (Eso fue en la década de los 80, cuando todavía no existía internet en las oficinas. Imagínate como se pondría el buen hombre si trabajase en un despacho actual).

Francesco se llevó al trabajo uno de esos temporizadores de cocina con forma de tomate (de allí el nombre del método). Organizó su trabajo en tareas que pudiese realizar en 25 minutos y puso en marcha el pomodoro. Este italiano productivo encontró que aprovechaba mucho mejor su tiempo. No podía permitirse el lujo de las distracciones cuando tenía el reloj en contra.

Mucho estrés y poco movimiento

Estuve utilizando el método Pomodoro durante tres días. Al final me di cuenta que el estrés que me provocaba estar corriendo contra el reloj podría terminar matándome antes que la silla. Lo intenté suplir con métodos alternativos que me obligasen a levantarme.

Por ejemplo, caminaba cuando tenía que hacer o contestar una llamada de móvil. También dejé de llevarme una botella de agua al escritorio para obligarme a ir hasta el filtro del agua cada vez que tenía sed. Pero la mayoría de las llamadas las recibía por el teléfono fijo (que voy a sustituir por uno inalámbrico). Y dejaba de levantarme para beber agua, con lo que terminaba el día deshidratado y con un empacho de silla.

Estacion-trabajo-pieEstaciones de trabajo de pie

Debido a los alarmantes descubrimientos del efecto mortal que tiene la silla, están proliferando productos que permiten trabajar de pie en la oficina. Suelen ser estaciones de trabajo que puedes regular la altura a la que te queda el monitor y el teclado. Incluso se venden estaciones de trabajo que se acoplan a caminadoras para que puedas trabajar mientras caminas.

En mi caso, me convenía trabajar de pie no solo por mi salud cardiovascular. También porque soy portador de una hernia discal.

Estuve mirando precios, pero por lo que cuestan me apañé con algo más sencillo.

 

Las impresoras al rescate

Tenía que encontrar algo que rompiese el embrujo de la pantalla. Me di cuenta que todos los días mandaba 7 u 8 trabajos a la impresora. A veces una factura que me llegaba por correo electrónico. Otras algún artículo que tenía que corregir. O algún pdf que imprimía para leer después. Tengo una multifunción Epson Workforce Pro WF-5620, que NO te recomiendo que compres y una impresora HP Laserjet P2055dn, que es la que más utilizo para imprimir.

No puedo recoger los papeles impresos

Tanto la multifunción como la impresora las tenía justo detrás de mí. Apenas tenía que girar la silla y recogía los folios. Lo que hice fue alejarlas. La impresora láser de HP incluso la puse en otra mesa de trabajo. No me quedaban más bemoles que levantarme hasta donde estaba si quería recoger lo que imprimía. Pero, con levantarme para recoger 8 trabajos no era suficiente. Tenía que aumentar la frecuencia con la que me acercaba a la impresora.

Esta entrada fue publicada originalmente en greenjet.com/b/impresora-infarto/

Imprimir es bueno para tu salud

monocromo-paginaAsí que, en lugar de mirar los correos un poco largos en la pantalla o de sacar informaciones de una web directamente, lo que hice fue imprimir. Todo lo que podía. Con un doble beneficio. No solo tenía que levantarme y caminar hasta la impresora. Además leía lo que estaba impreso mientras caminaba por la oficina.

La conclusión es que, contrariamente a lo que te aconsejan al final de cada correo, no te prives de imprimir todo lo que encuentres. Es posible que no sea beneficioso para el medio ambiente. Gastas más papel. Pero tu corazón te lo agradecerá
(y también te lo agradecemos los que nos dedicamos a vender tinta y toner de impresoras).

El dolor difuso del pecho fue una falsa alarma. Cojera de perro, que decían en el campo. Pero me sirvió de recordatorio. Que metido en el pecho hay una bomba que funciona continuamente y sin mantenimiento. Y que lo menos que podemos hacer es evitar fastidiarla.

Nota final: si llegaste hasta aquí leyendo desde la pantalla, entonces no seguiste mi consejo. Tanto si eres creyente como si eres ateo, lo mejor es que te impongas la penitencia de salir fuera de la oficina y volver a entrar. Y lo próximo que tengas que leer, mándalo a la impresora y revísalo mientras te das un paseo.

No creas que soy de los que buscan la luna en el fondo de un pozo. Lo que te he contado está avalado por estudios y especialistas. Te cuento a continuación algunos de los que consulté.

 

Tal vez te pueda interesar:

Canarias Toner ¿Empresa o producto?

 

 

Bibliografía

http://www.wsj.com/articles/SB10001424052702304818404577347982400815676

http://www.nbcnews.com/health/heart-health/sitting-really-can-kill-you-heart-experts-say-n631426

http://www.today.com/health/dont-let-sitting-all-day-kill-you-5-easy-ways-1D79812002

http://news.heart.org/sitting-too-much-may-raise-heart-disease-risk/

http://www.dailymail.co.uk/health/article-505305/Could-simply-standing-good-workout-gym.html

Resumen
Como la impresora puede evitar un infarto
Nombre del articulo
Como la impresora puede evitar un infarto
Descripcion
La Asociación Americana del Corazón advirtió del riesgo de pasar demasiado tiempo sentados. Puedes usar la impresora para crear hábitos saludables.
Autor
Publisher Name
Greenjet
Publisher Logo