Imprimir desde el móvil cualquier documento desde cualquier lugar ya no es un capricho para adictos a la tecnología. De hecho a menudo es una necesidad, si utilizamos un móvil o un portátil para el trabajo.

Imprimir desde el móvil donde estés

Imagina que recibes una hoja de cálculo en el correo que lees en tu móvil y necesitas ver el documento completo sin que pierdas las corneas. O quieres revisar un documento de PowerPoint para matar las horas en el aeropuerto. O quizás estás con tu familia el pueblo y necesitas imprimir la tarjeta de embarque desde el móvil.

Cualquiera que sea el caso, ¿no te gustaría enviar el documento que quieres imprimir a una impresora de un centro comercial que esté cerca? ¿O sacar la tarjeta de embarque que tienes en el correo en la impresora de la recepción del hotel? La tecnología de impresión móvil hace todo esto posible.

Las impresoras ya pueden comunicarse más allá de la oficina y los vendedores de impresoras quieren facilitarte que puedas imprimir desde cualquier lugar imaginable. Para ello desarrollan soluciones que utilizan el correo electrónico o servidores de impresión basados en la nube cómo la columna vertebral para enviar trabajos de impresión. Grandes empresas como Apple, Google y HP tienen tecnologías bastante avanzadas para solucionar problemas de impresión con impresoras más antiguas o para encontrar lugares dónde imprimir si estás lejos de casa o en la oficina.

Dispuesto a imprimir desde el móvil

Para imprimir de forma remota tienes que considerar tres puntos básicos:

1.- Encuentra tu impresora y tu aplicación. La impresora de tu elección y tu móvil necesitan encontrarse el uno al otro. Esto es fácil si estás en tu oficina o en casa dónde ya tienes acceso a la impresora, pero ¿qué ocurriría cuando quieras enviar un trabajo a una impresora extraña?
Afortunadamente una impresora que esté conectada a internet puede solucionarte el problema con la aplicación adecuada. Puedes visitar la App Store de Apple o Google Play de Google para buscar una aplicación móvil desde la compañía qué parió la impresora que quieres usar.

Si quieres encontrar impresoras cuando estás de viaje, algunas aplicaciones pueden ayudarte a detectar donde hay alguna disponible. Suelen ser lugares tales como tiendas o imprentas digitales que ofrecen una impresión bajo demanda por una pequeña cantidad.

2.- Ten cuidado. La seguridad puede ser una gran preocupación en la impresión móvil. Probablemente quieras proteger los trabajos que envíes a imprimir de forma remota para que no sean vistos ojos extraños. O también quieras proteger las impresoras que tienes conectadas a la red para que no sean accesibles por personas no autorizadas o incluso por hackers.

Con la impresión inalámbrica sencilla imprimes el trabajo inmediatamente. Lo único que tienes que hacer es recoger los papeles de la impresora que tienes a pocos metros. En cambio si estás enviando a una impresora remota busca una aplicación que te facilite una clave para que mantenga tu trabajo sin imprimir hasta que estés cerca de la impresora. Si formas parte de una gran empresa, tu departamento de informática puede pedirte qué utilices medidas de seguridad.

3.-Acepta las limitaciones. Todavía es un desafío importante la carencia de conexiones fiables. Los vendedores de impresoras han estado trabajando durante más de 3 años para solucionarlo, pero todavía es posible que el trabajo de impresión que envíes termine perdiéndose en el limbo digital y tengas que volver a enviarlo.

Mientras la mayoría de las soluciones móviles permiten que imprimas documentos de Office, fotos y PDF con resultados decentes, algunos otros documentos pueden tener problemas de paginación, de cortes en el texto o de sustitución de fuentes.

Moviliza tu propia impresora

La forma más amigable de impresión móvil es la que puedes utilizar con la impresora que conoces, esa que tienes en tu casa o en la oficina. Si estás en una red inalámbrica, puedes imprimir directamente desde su proximidad. En cambio, si está conectada a Internet, puedes utilizar una aplicación para imprimir en ella de forma remota.

Si utilizas un dispositivo de Apple, tienes suerte; la mayor parte de los fabricantes de impresoras, Brother, Canon, Dell, Epson, HP y Lexmark cubren los dispositivos iOS a través de sus propias aplicaciones.

La compatibilidad con Apple AirPrint te permite imprimir desde un móvil Apple a cualquier impresora compatible que comparta la misma red inalámbrica de tu móvil. Con muchas aplicaciones de impresión directa tendrás poco control sobre los detalles del trabajo que envias a imprimir, pero normalmente tienes una impresión bastante decente.

Los dispositivos Android también disponen de aplicaciones inalámbricas para imprimir desde la mayoría de las marcas de impresoras o desde la aplicación Google Cloud Print. Google Cloud Print es independientemente de las marcas e incluso trabaja con impresoras antiguas. Para utilizar Google Cloud Print en impresoras antiguas necesitas estar conectado un ordenador Windows, Mac o Linux. Revisa las especificaciones de la impresora; si pone “Google Cloud Print ready”, puedes conectarla directamente a Internet sin necesidad de un ordenador intermediario.

Encontrando impresoras donde quiera que vayas

La aplicación de impresión móvil de HP, HP ePrint es una aplicación bastante avanzada. En Estados Unidos hay numerosas localizaciones donde puedes imprimir mediante la aplicación. Puedes imprimir en tiendas de UPS o de FEDEx, así como en hoteles, aeropuertos, librerías y varios tipos de organizaciones.

HP ofrece la aplicación HP ePrint para iOS y Android y te permite localizar las impresoras públicas más cercanas al sitio donde te encuentras. Cada vez más tiendas de artículos de oficina, aeropuertos, hoteles y todo tipo de establecimientos están añadiendo impresoras que puedan ser detectadas por los usuarios de móviles. En la mayoría de los casos después de enviar el trabajo tendrás que acercarte a la tienda y teclear un código para que pueda imprimirse el trabajo.

La impresión móvil siendo cada vez más promocionada por los diferente fabricantes y vendedores pero los intentos de estandarizarla todavía están en su infancia. Sin embargo, solo cuestión de tiempo que podamos imprimir en cualquier impresora que tengamos a mano en las próximas vacaciones o viajes de trabajo.